FUNDACIÓN DEL MONASTERIO

Sor María Tránsito de Jesús
Sor María Tránsito de Jesús

EN TU CUATRICENTENARIO

 

Voy a contar una Historia muy sencilla y muy veraz, cuatro siglos transcurridos no la han podido olvidar.

I

Erase un dos de febrero del año mil quinientos noventicinco, cuando el Obispo Toribio, en el pueblo de San Andrés de Llamellín, diera comienzo a esta historia que me es dulce relatar.

II

En la Alborada de creación   de la gran ciudad del León, pueblo entero pedía de un monasterio la fundación, pues muchas doncellas querían su amor y vida a Dios consagrar y a los hermanos y hermanas servir.

III

El arzobispo, el rey y el virrey el comendador y el juez, todos tuvieron su parte en la anhelada misión, el deseo se cumplió y Toribio de Mogrovejo firmó al fin la autorización.

IV

Y antes de la proclamación del dogma de la Inmaculada el Monasterio a la Purísima Concepción de María consagró. Y con el cordón de Francisco quiso guardar nuestra fe, y que el amor a María fuera la razón de ser.

V

Gran algarabía esta noticia causó y todos pusieron el hombro para la obra realizar. Primero fue la Capilla y unos años después los claustros fueron una realidad.

VI

Tenaz en su decisión Sor Joaquina logró en sus claustros reunir a las seglaras que hasta entonces carecían de instrucción y así su lema cumplió “Educar para Salvar”.

VII

Los años han transcurrido y esta obra de Dios bendita con paso firme avanzó a través de nuestra historia con pruebas y con espinas hoy se alza con humildad en el vergel del Creador.

VIII

Sor Matilde otro baluarte que en pleno siglo XX supo dar a esta Historia acciones y oraciones. Ella tuvo valentía para la Restauración y hoy todas sus hijas le agradecen con amor.

IX

Cuatro siglos transcurridos, mudos testigos son de que María Inmaculada Siempre mira con amor, este rebaño Pequeño rebaño, que ella a su Hijo consagró. Sus manos son nuestras manos.

X

Su amor llena el corazón su humildad, pureza y fe son preciadas tesoros que a sus hijas regaló y engalanadas así muchas santas mujeres hacen de su vida un don.

XI

Jesús Esposo Divino por María y con María te ofrecemos con amor, cuatro siglos de existencia de nuestra querida Congregación el Amor, la humildad y la Fe, el trabajo y la oración, que tus esposas te ofrecen como el más preciado Don.

XII

Hasta aquí lector querido esta Historia se escribió si no estabas enterado ahora que ya la conoces agradece al Creador por este regalo inmenso que Dios a Huánuco dio.

 

Hunuco, 02 de feb. de 1995.

ETAPAS   DE LA HISTORIA DE LA

CONGREGACIÓN

Un período tan largo de existencia de la Congregación, resultaría de muy difícil comprensión para el lector, que nos ha parecido mejor dividirlo por etapas Las etapas son seis.

La primera etapa comprende desde los inicios de la preocupación de los conquistadores españoles para dotar al pueblo recién fundado de un Monasterio para monjas y comprende: de 1549 a 1715. (166 años).

  

 La segunda etapa comprende: desde 1715 a 1896 (181 años), en este año aparece en nuestra historia Sor María Joaquina de la Santísima Trinidad.

  

La tercera etapa comprende: desde 1896 a 1914 (18 años), año en que la Congregación es anexada a la Congregación de las Hermanas Terciarias Franciscanas de la Inmaculada Concepción.

 

 La cuarta etapa comprende desde 1914 a 1948 (34 años), a año de la restauración en la que aparece otra Santa y ejemplar Hermana, encargada por Dios para esta gran obra: Sor Matilde Castillo de Jesús.    

  

La quinta etapa comprende: desde 1981 a 2010 ( 61 años)

Año en que se consolida la reciente Congregación y sienta sus bases para el futuro.

 

La sexta etapa comprende: desde 2011 hasta nuestros días

Surgen las Hermanas jóvenes como nuevos pilares de la Congregación, guíadas por Jesús, María, José y Francisco, apoyadas por su joven e intrépida Madre General Miriam Guerra de Jesús.